Importancia del aislamiento, también en verano

En muchas ocasiones cuando construimos o compramos nuestro hogar nos centramos más en factores estéticos que estructurales.

Un elemento importantísimo de nuestra vivienda es el aislamiento, el cual nos permitirá mantener temperaturas cálidas en invierno y frescas en verano, optimizando y ahorrando energía de nuestros sistemas de calefacción y aire acondicionado.

Un buen aislamiento nos permitirá disfrutar con mayor comodidad de nuestra casa, sea la época del año que sea. También contribuirá a una mejor conservación de la misma y a menores gastos en reparaciones como por ejemplo las provocadas por las humedades.

En el aislamiento térmico de una vivienda entran en juego muchos elementos: techos, puertas, ventanas, suelos, cimentación, muros

Nosotros en este post nos centraremos en la solución que pueden aportar nuestros productos al revestir muros y paredes en el hogar, y es que los revestimientos  Thermostone actúan como aislantes tanto térmicos como acústicos en las paredes, aportando además un gran estilo decorativo a la pared. Además en este enlace podrás descubrir nuestro sistema de aislamiento SAT

La temperatura de las paredes juega un papel esencial a la hora de conseguir crear la sensación de confort en una casa, tanto en verano como en invierno. De nada sirve tener una casa preciosa si no podemos habitarla a causa del frió o excesivo calor.

Si las paredes son muy frías, la calefacción deberá producir mucho más calor para compensar la sensación de frío, lo cual resulta caro y poco ecológico, más en nuestros tiempos.

Por otro lado está el problema de la humedad y las condensaciones;  los muros exteriores mal aislados, hacen que aparezcan humedades en el interior, ya que el vapor de agua existente se condensa en contacto con la pared fría. Este es un problema fácil de resolver con los productos Thermostone y nuestro sistema SAT, ya que aportan una capa de revestimiento extra a la estructura. Estas humedades pueden provocar malos olores, moho.., para evitarlo es necesario aislar las paredes, tener calefacción y mantener una ventilación adecuada.

Pero en verano nos pasa lo mismo, queremos resguardarnos en nuestra casa de las altas temperaturas, para ello necesitaremos que nuestras casas dispongan de un buen aislamiento que frene el calor, permitiendo mantener una temperatura ambiente agradable en el interior de la casa.

Por todo ello recomendamos invertir siempre en el aislamiento de tu hogar.

 

 

 

Share Button